Cuando la administración nos investiga (accidentes laborales, iva, impuestos, etc. etc....) y nos descubren irregularidades nos sancionan.... esto es lo normal, TODOS ESTAMOS CONFORMES, QUIEN INCUMPLE TIENE QUE PAGAR. LO QUE NO ES NORMAL es cuando denunciamos que las irregularidades las tenemos que cometer por FUERZA MAYOR LA ADMINISTRACIÓN NO ES IGUAL DE DILIGENTE. Valga como PRINCIPAL PRUEBA lo DEMOSTRADO en MIS EXPERIENCIAS JUDICIALES, ÚLTIMOS AÑOS, con lo que se demuestra que en España Existen "Intereses Oscuros" ¿Quién es el verdadero culpable?



RESUMEN DEL CONFLICTO


Todo empezó en el Año 2001


-Mi empresa tuvo una inspección y terminó con fuerte sanción. La cual la tuve que pagar a últimos del 2001 


-Año 2002 contrato con diferentes profesionales para analizar el procedimiento de trabajo de mi empresa. El objetivo es cómo sacar rentabilidad sin tener que defraudar.


-A mediados  del Año 2002 me dicen los resultados del estudio y me proporcionan la única opción posible… CERRAR Y DEDICARME A OTROS PROYECTOS...(después de ver el tipo de clientes que tenía y conocedores de la genética de estos clientes, era la única opción que me propusieron los profesionales, ya que sabían perfectamente que negociar mejores condiciones y precios es totalmente imposible)

 

-Este resultado, y solución tan tajante, fue la misma que me propusieron diferentes profesionales



-Nuestro abogado de empresa  me dio un último consejo con el cual me terminó de convencer la línea a seguir. Me dijo una frase para que me ayudara a la reflexión. existen dos tipos de defraudadores. Los que defraudan para enriquecerse muy rápido, y los que defraudan para subsistir” “Si tienes posibilidades tienes que luchar para que la mancha negra de defraudador se convierta en mancha blanca ya que tu eres de los que tuvistes que defraudar por fuerza mayor


-Con este último consejo nos pusimos en marcha con el único objetivo de limpiar mi honorabilidad, demostrar que no soy el culpable   



-Los primeros pasos fueron presentar recurso  ante organismo que me realizó la inspección… PERO vimos que si no sacrificamos a uno de nuestros clientes este asunto no podía avanzar en la línea planificada


-Por aquel entonces, año 2002, inicio de la moneda única, y  Mapfre empezaba con el cambio de imagen corporativa. cambiaron de responsable de proveedores, con una política muy agresiva de presión contra los proveedores.


-Esa presión y muy malas formas son las que me motivaron en centrar la denuncia contra esa compañía. (Realmente es la que más culpa tenía, en aquellos tiempos,  ya que el resto de compañías tenían que seguir en la misma línea de presión contra los proveedores por culpa de ellos)


-Mi abogado me advirtió que sacar alguna resolución positiva para nosotros en contra esta compañía  iba a ser un proyecto muy difícil… los únicos jueces que se atreverían a dictar sentencia en contra de Mapfre sería el Supremo y eso supone mucho tiempo y coste  (como de esa manera fue)... me aconsejo elegir cualquier otras aseguradoras ya que sería un proyecto mucho más fácil, más barato, y muchos menos años de duración 


-Reflexione sobre este asunto, y no tuve ninguna duda. Mi conciencia no me dejaba emprender acciones legales contra  nadie que no se lo mereciese, y en aquel momento Mapfre es el que más se lo merecía.


-Cuando nos ponemos en el asunto se diseñaron tres frentes. Juzgado Mercantil, Juzgado 1 Instancia y  Comisión de la Competencia. (emprender acciones en tres frentes diferentes era un coste muy superior al que en un principio tenía calculado, pero era la única forma de tener alguna esperanza de éxito


-Año 2003… Se empezó el popurrí de acciones, en primer lugar se le comunicó a Mapfre nuestra mejor oferta para realizarle los servicios con la calidad que me pedían  (Carta con sus amenazas) y de esa manera poder cumplir nuestras obligaciones, fiscales, laborales etc.... (se encargó informe económico a la Universidad de Alicante y se trato de tener un acercamiento amistoso)  el resultado fue totalmente negativo, (resultado previsto) y encima se dedicaron a controlarme cuantos servicios se realiza con grúas rotuladas (según ellos tenían que ser todos)… les demostre, con informes, económicos que mi empresa con las condiciones económicas que tenía  al principio de nuestra relación (año 1987) tenía una rentabilidad aceptable pero que con sus constantes ajustes de costes, y condiciones, mi empresa estaba trabajando en condiciones de rentabilidad negativa con lo cual la única opción que tenía para poder subsistir era al margen de la legalidad con constante fraude fiscal como laboral…  (al final me reconocieron que conocían perfectamente que con las condiciones que nos imponen a las empresas es imposible que pudiésemos cumplir con la legalidad, pero, mientras encontrasen quien les trabajase ellos no cambiarían de estrategia, y el dia que no encontrase nadie tendrían que pagar lo que vale cada servicio… en ese momento este sector  sería un chollo y las grúas las pondrían ellos)


-Año 2005. OBJETIVO CONSEGUIDO… gracias a las acciones judiciales nuestra honorabilidad con la administración estaba más que demostrada  (todavía no teníamos ninguna sentencia positiva, pero si teníamos hechos demostrados con los cuales eran más que suficientes para demostrar que nosotros no somos los culpables) 

En un principio tomé la decisión de parar todas las acciones judiciales y denuncias contra Mapfre (no tenía sentido seguir ya que de Mapfre no quería nada, solo los utilice para demostrar a diferentes organismos a quien tienen que inspeccionar y sancionar, si no lo hacen no es problema mio)… Le di las ordenes pertinentes a mi abogado para parar todas las acciones. El comprendia el motivo ya que todo quedo claro cuando se planifico las acciones en el año 2002 y estaba de acuerdo en olvidarnos de este asunto con Mapfre...


¿Que me hizo cambiar de idea y seguir las acciones judiciales?


Para comprender  tengo que retroceder unos cuantos meses y ver un poco la línea de ataque.


Una línea era atacando por por la línea legal con las leyes vigentes en la mano… 

Por otro lado lanzando en innumerables foros,  redes sociales, páginas, correos electrónicos… inclusive conseguir los correos de todas las delegaciones de diferentes inspecciones, tributarias y laborales, entre otras, todas de España. Las cuales las inundadas de correos electrónicos como cartas certificadas contando mi historia…  contando a todo el mundo que me considero un delincuente tributario, laboral, fiscal, medioambiental… a todo el mundo le contaba que me considero culpable, por eso tuve que pagar, y asumo mi responsabilidad… pero a todo el mundo le pedía ideas para dejar de ser un delincuente … y como prueba a todo el mundo le mostraba las amenazas de mi principal cliente en aquellos tiempos,  Mapfre…  


 Como es evidente todos estos mensajes le llegaban a Mapfre y la parte de mi historia, sobre las amenazas de ellos hacia mi empresa,  es la que menos les gustaba.

En el 2005  recibo varios comunicados por diferentes medios (entiendo que serian del departamento jurídico de Mapfre) en los cuales me invitaban a que borrase todos los comentarios… en caso contrario emprenderán acciones legales. 


Esto me animó a seguir con los asuntos judiciales  hasta el final… el objetivo era conseguir que un juez dijera en su sentencia que efectivamente Mapfre me amenazaba… este objetivo se consigue a últimos del 2010 con una sentencia del Tribunal Supremo. 


Por otro lado a la administración española se le aportó todo este asunto y se le  pidió que me diga que tiene que hacer una empresa para no ser un delincuente… como la contestación es el silencio, el asunto de mando a la justicia europea…. 


Otro dia os contare como funciona la justicia Europea,



CONTINUARA ... 

DOCUMENTOS EN ESTE RESUMEN

ESTUDIO ECONÓMICO UNIVERSIDAD ALICANTE (resumen)

CARTA AMENAZANTE  DE MAPFRE

CONTESTACIÓN CARTA DE MAPFRE